‘Es lamentable ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa’, expresó Twitter México en su cuenta oficial. La empresa explicó que los portavoces de Twitter no toman decisiones de cumplimiento y no participan en el proceso de revisión de las políticas, pues esto ocurre en un proceso colegiado, basado en reglas y, enfatizó, no en intereses particulares. La labor de los voceros, agregó Twitter México, es únicamente compartir las decisiones con el público y responder preguntas. En este sentido, señaló que cuentan con perfiles de trayectoria relevante y diversa para cumplir de forma objetiva con los requerimientos de cada puesto. ‘Como hemos mencionado antes, reiteramos que seguiremos siendo transparentes en torno a nuestras políticas, la evolución de las mismas y su aplicación, a la vez que siempre cuidaremos por la seguridad de nuestros empleados’, concluyó la empresa. EXPANSION POLITICA.