Mexicanos necesitan $1,809.5 para adquirir la canasta básica

El costo de la canasta alimentaria, la cual contempla productos considerados indispensables para la despensa de un hogar, se encareció 0.7% mensual durante junio, con lo que en el primer semestre de 2021 acumuló un incremento de 4.4 por ciento.

De acuerdo con el levantamiento de precios que mes a mes realiza Excélsior, para adquirir esta canasta básica se necesitaron mil 797.4 pesos el 31 de mayo pasado, cantidad que se elevó a mil 809.5 pesos en un mes.

El producto que reportó una mayor alza en mercados y tiendas de autoservicio durante junio fue el jitomate, cuyo kilo de pasó de 25.9 pesos el 31 de mayo a 34.9 pesos ayer, lo que representó un aumento de 34.7%, le siguió el limón, dado que el kilo transitó de 29.90 pesos a 34.9 pesos en el mismo periodo, lo que significó un incremento de 16.7 por ciento.

Al listado de mayores aumentos se sumó la cebolla, cuyo kilo se comercializaba en 12.9 pesos durante el último día de mayo, sin embargo, ayer se cotizó en 14.9 pesos en promedio, es decir, 15.5% más cara.

Asimismo, las tortillas, utilizadas para preparar tacos, flautas, quesadillas, enchiladas, chilaquiles, chimichangas o simplemente para acompañar cualquier platillo, se encarecieron 14.3% mensual al pasar de 14 pesos el kilo en mayo pasado a 16 pesos el día de ayer.

Para Adalbertha Hernández, madre de familia, el incremento que han registrado los alimentos básicos durante junio sí fue resentido por su familia. “El dinero ya no alcanza para hacer el mandado como antes. Ahora ya no compró el jitomate y la cebolla por kilos, sino por piezas, según las vaya utilizando, así hago rendir el dinero de la semana y evito desperdiciar”.

Asegura que hacerle de comer a su familia le resulta cada vez más caro. “Los huevos a la mexicana o el pico de gallo para tacos placeros, que tradicionalmente era de los más barato de preparar, ya es caro por el precio del jitomate y de la cebolla”.

Su familia ha optado por cambiar sus hábitos alimenticios desde que comenzó la pandemia pues los ingresos han disminuido. “La carne de puerco, que antes era barata, ahora es difícil comprarla. Hemos optado por comer sólo pollo”.

Algunos productos han quedado fuera de su despensa como cereal, yogur, además del pan dulce.

“Ahora doy a los niños avena en lugar de cereal, búlgaros en vez de yogur y bolillos con mantequilla o mermelada en vez de pan dulce”.

PRODUCTOS A LA BAJA

Del conjunto de 33 productos considerados mínimos indispensables por el Coneval, cinco se abarataron en junio. Destaca el chile cuaresmeño, cuyo kilo pasó de 38.9 pesos el 31 de mayo a 30 pesos ayer, una disminución de 22.9%, en tanto que el huevo transitó de 38 a 32 pesos en el mismo periodo, una reducción de 15.8%. Asimismo, la pechuga de pollo transitó de 96 pesos el kilo el último día mayo a 86 pesos ayer, es decir, 10.4% más barata

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *