La UNAM llama a impulsar estudios para detectar coronavirus en aguas residuales

Un grupo de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtieron que en México es necesario llevar a cabo un monitoreo de aguas residuales para detectar la presencia del coronavirus SARS-CoV2.

Ana Cecilia Espinosa García y Marisa Mazari, del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS), y Adalberto Noyola, del Instituto de Ingeniería, destacaron la necesidad de conocer la calidad de este recurso para evitar brotes epidemiológicos, informó la UNAM en un comunicado.

Hace unos días, este mismo grupo de investigadores participaron en una videoconferencia transmitida por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C., en donde explicaron que aunque la principal ruta de transmisión del SARS-CoV-2 es de persona a persona, este virus se ha detectado en otros fluidos corporales como secreciones y desechos fecales en pacientes, desde los cinco días de enfermedad y que se han podido detectar hasta los 30 días.

Por ello, Marisa Mazari, explicó que existen algunas evidencias, que deben ser confirmadas, en el sentido de que el virus puede estar presente en estado infeccioso en heces en el sistema de drenaje.

“Esta vigilancia ambiental puede servir como fuente de datos indicando si el virus está presente en la población humana, si se está desechando y en qué cantidades”, dijo la experta.

Por ello, el experto advirtió que en el país, una gran cantidad de cuerpos de agua están contaminados por descargas de aguas crudas, sin tratar, provenientes de centros urbanos.

De acuerdo con los expertos, en el país se han comenzado a hacer esfuerzos para detectar la presencia del COVID-19 en aguas residuales, con un grupo del Instituto de Ingeniería, en Juriquilla (en dos plantas de tratamiento en Querétaro); en el Tec de Monterrey y la Universidad Estatal de Arizona con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México; y hay interés de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) por realizar esta labor.

Sin embargo, resaltaron, falta mejorar la capacitación de recursos humanos para sustentar el muestreo y análisis (consumibles, reactivos, inversión en equipos).

“Se deben destinar recursos y consolidar las campañas de monitoreo para tomar mejores decisiones en materia de salud pública. La inversión sería poca si se compara con lo que se invertiría en el caso de no hacerlo”, destacó Adal berto Noyola . (EXPANSION)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.