La OMS responde qué sigue después recibir la vacuna contra el COVID-19

La vacunación contra el COVID-19 avanza a un ritmo desigual en el mundo. Cada día, más personas han recibido al menos la primera dosis, que ahora pueden tener dudas sobre los pasos que siguen para obtener inmunidad a la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) abrió un espacio donde resuelve las preguntas más frecuentes sobre este tema.

La mayoría de las vacunas contra el COVID-19 — por lo menos todas las que son aplicadas en México— son de dos dosis. La respuesta inmunitaria se activa aproximada mente dos semanas después de recibir las primeras dosis, comentó Katherine O’Brien, una epidemióloga especialista pruebas de vacuna, en una entrevista para Science in 5, un podcast de la OMS.

‘Y es realmente la segunda dosis la que luego aumenta esa respuesta inmune y vemos que la inmunidad se vuelve aún más fuerte después de esa segunda dosis, nuevamente dentro de un período de tiempo más corto después de la segunda dosis’, señaló la espe cialista en epidemiología neumococal. La experta aclara que aún se desconoce el que tan larga será la inmunidad proporcionada por las vacunas que se tienen a la mano actualmente, pero que la OMS realiza seguimientos de las personas que han recibido la vacuna para conocer si la respuesta inmune es duradera y el lapso en que esta protege de la enfermedad.

Hasta el momento, los especialistas en la salud saben que las vacunas protegen a las personas de enfermar de COVID-19, pero todavía no hay estudios concluyentes sobre si las vacunas también protegen a las personas de solo infectarse con el virus SARS-CoV-2 y si protegen o no contra la transmisión a otra persona. Entonces, ¿cuáles son los beneficios de la vacunación? ‘Desarrollas inmunidad a través de la vacunación significa que hay un riesgo reducido de desarrollar la enfermedad y sus consecuencias.

Esta inmunidad te ayuda a pelear contra el virus si estás expuesto’, indica la OMS en su apartado de preguntas y respuestas sobre el COVID-19. Mientras los estudios sobre los efectos a largo plazo de la vacuna siguen siendo estudiados, la OMS recomienda continuar con las medidas para prevenir el contagio de la enfermedad, pues en muchos países todavía hay una transmisión amplia y fuera de control.

‘Por tanto, el tiempo que necesitemos para continuar con estas precauciones dependerá realmente de lo que las comunidades y los países puedan hacer para realmente aplastar este virus, para aplastar la transmisión. Y de esa manera, las vacunas pueden hacer su mejor trabajo para prevenir enfermedades’, dijo O’Brien. Entre las precauciones que deben seguir están el uso de cubrebocas, el distanciamiento físico, el lavado de manos y evitar las aglomeraciones.

‘Una vez que tengamos una amplia cobertura de vacunación en la comunidad, cuando sepamos más sobre lo que realmente puede hacer la vacuna para prevenir la infección, y podamos comenzar lentamente a quitar el pie del pedal de estas otras intervenciones y asegurarnos de que la transmisión, nuevamente, no ocurra, no empiece a escalar de nuevo’, concluyó la especialista. (EXPANSION)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *