Inicia la “nueva normalidad”, con pico de contagios

La curva no se ha aplanado: este domingo se reportó un total de 90,664 casos positivos de COVID-19 y, aun así, el gobierno federal dio por terminada la Jornada Nacional de Sana Distancia. La responsabilidad de mantener a las personas en sus casas ahora recaerá en los gobiernos estatales, que adaptarán el semáforo federal y emitirán el suyo de forma local.

Para los expertos, reiniciar actividades con el pico de contagios en el momento en el que se encuentra el país resulta riesgoso, ante la posibilidad de un crecimiento exponencial; los especialistas ni siquiera hablan de un rebrote, ya que no se ha logrado un declive en el número actual de casos.

El Valle de México entra a la “nueva normalidad” en medio de una etapa intensa de contagios de coronavirus y como centro de la epidemia en el país -concentra poco menos del 50% de todos los casos confirmados–, que se suma a problemáticas nuevas y otras que ya arrastraban los municipios y alcaldías y que ahora exponen aún más a sus 20 millones de habitantes: falta de agua, inseguridad, escepticismo en la existencia de la pandemia…

La Zona Metropolitana del Valle de México está compuesta por las 16 delegaciones de la Ciudad de México y 59 municipios del Estado de México, cuyas fronteras quedan la mayoría de veces difuminadas y en muchas ocasiones los obliga a enfrentar las problemáticas de manera conjunta, y la crisis sanitaria por COVID-19 no es la excepción, pues los gobiernos capitalino y mexiquense han coordinado su estrategia para enfrentarla.

La movilidad y el regreso a los trabajos

Hasta antes de la pandemia a diario se realizaban cerca de 2.25 millones desde los municipios conurbados hacia la CDMX, y 2.16 millones del segundo punto al primero, de acuerdo con la Encuesta de Origen-Destino en Hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México, realizada la UNAM y el Inegi. Lo que también mantiene en guardia a los mandatarios locales.

El presidente municipal de Ecatepec señala que se tienen que considerar las particularidades de cada municipio, en el caso del que el gobierna resalta que es el más poblado de México –con más de 2 millones de habitantes– y tiene una gran movilidad debido a que un gran porcentaje de sus gobernados se desplaza diariamente a laborar a la Ciudad de México, donde este lunes se reanudarán la obras de construcción públicas y privadas.

Te puede interesar

COVID-19 CDMX
Al respecto, el alcalde Néstor Núñez prepara brigadas en la alcaldía para vigilar que el regreso de los trabajadores a las construcciones en Cuauhtémoc, para que no se disparen los contagios en esta demarcación que concentra 1,440 casos y 161 muertes.

Se observará que se realice siguiendo las medidas de sanidad necesarias para evitar contagios y todas las obras estén dadas de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en caso de lo contrario se realizará una verificación y la obra será suspendida.

El mandatario de Chimalhuacán señala que los trabajadores deben tomar un papel activo para que se respeten las medias sanitarias en los centros laborales. “Que la gente proteste, que la gente denuncia, que la gente exija como lo han hecho los enfermeros, médicos y camilleros para que se arriesgue menos la vida de la gente”.

El llamado de los alcaldes entrevistados a los ciudadanos que no deben salir a trabajar es unánime: “Quédense en casa”.”Si te cuidas tú, cuidas a los demás”, sintetiza el mandatario de Cuatitlán Izcalli.

De manera conservadora, el 15 de junio es la próxima fecha marcada en el Valle de México para pensar en la posibilidad de reapertura de más actividades productivas; sin embargo, a nivel federal, la próxima aduana cronológica es el 10 de agosto, cuando podrían retomarse actividades en los planteles educativos. (EXPANSION)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.