OIF

Happytalismo, la importancia de tratar a tus colaboradores como personas

En el capitalismo, uno de los máximos fines de las personas es acumular riquezas. Sin embargo, este sistema está condenado al fracaso ya que no se preocupa por la felicidad, según Luis Gallardo, presidente del World Happiness Foundation. Para encontrar el bienestar, las empresas deben repensar la forma en la que tratan a los colaboradores y migrar al Happytalismo.

En este sentido, Gallardo, explica que este cambio de mindset es necesario por distintas razones, una de ellas, es que los trabajadores felices tienen el poder de crear más. Las ideas innovadoras van de la mano con personas que se sientan plenas en sus trabajos.

“Lo que necesitamos es crear narrativas para que entiendan estos empresarios que no se han dado cuenta que es mejor tener en su compañía a personas felices”, agrega.

Cómo generar entornos felices e incrementar la productividad de acuerdo al Happytalismo

Luis Gallardo, además de tener una maestría en Administración de Empresas, se graduó como sociólogo y a lo largo de los años entrenó distintos equipos de balonmano. Este tipo de experiencias, además de ser líder del equipo de marketing a nivel global de Deloitte por más de 10 años, le enseñó algunas pautas para garantizar la felicidad de los colaboradores.

OIP

El experto en Estudios para la Paz les recuerda a los profesionales de RH cinco formas de hacer que sus colaboradores estén felices en su empresa y así, incrementar su productividad.

1. Las empresas deben seguir las reglas del juego

En México existen diversas normas que salvaguardan la salud física y mental de los colaboradores. Este tipo de ambientes brindan a las empresas reglas precisas con las cuáles deberán jugar y que son los parámetros mínimos con los que deben tratar a sus equipos.

“No solo son las reglas, los empresarios también deben de saber cómo se produce el burnout y alejarse de las prácticas que ocasionan este y otros malestares”:

2. Pagar los suficiente

Tener un sueldo digno para brindar felicidad es uno de los elementos más importantes en una empresa. Es necesario que las empresas brinden dinero suficiente para que los empleados vivan de forma cómoda.

“Cobrar de una forma digna nunca será un elemento negociable. Las personas deben de vivir bien y esto lo deben proveer las organizaciones”.

3. Dar las gracias de forma continua

Si bien la paga es importante, los colaboradores también necesitan ser reconocidos y aplaudidos por sus líderes. Apreciar lo que hace la fuerza laboral les brinda un sentido y propósito que son necesarios para hacer que continúe entusiasmado por pertenecer a la empresa.

“El propósito es esencial. Las empresas felices, son las que tienen propósito. Hoy podrían desaparecer el 70 por ciento de las empresas y nadie les echaría de menos”, comentó Gallardo.

4. Fomentar el sentido de pertenencia

Los trabajadores, al sentir que forman parte de un equipo, además de ser felices, pueden enfrentar periodos de incertidumbre críticos. Por lo tanto, este sentido de comunidad, además, mejora la retención de talento.

“Cuando un colaborador siente que pertenece a su empresa y puede ser él o ella misma o mismo, se genera un bienestar colectivo que se multiplica”.

5. La energía es muy poderosa, es mejor cuidarla

Por último, Luis Gallardo hace un llamado a todos los expertos en Capital Humano y líderes de cualquier área a cuidar la energía que su equipo experimenta diariamente en los espacios de trabajo.

De acuerdo con el experto en felicidad. la energía llena un espacio y cuando existe buena vibra, esta llama a la demás.

¿Ser feliz es urgente? No de acuerdo al Happytalismo

Uno de los principios de Happytalismo es la contemplación, por lo tanto, hacer los cambios necesarios en el área de RH para hacer más felices a los colaboradores no es algo urgente. Esto es porque al hacer las cosas de forma emergente se sigue un principio del capitalismo en el que reina la prisa, no la calma ni la felicidad.

“La felicidad llegará cuando tenga que llegar. Pero eso no significa que no tengamos que hacer los cambios necesarios poco a poco”.

Para que las empresas comiencen a premiar la felicidad, en lugar de la productividad, se tiene que impactar al uno por ciento de las personas que puedan impactar a 400 personas para cambiar de mentalidad, según Gallardo.

(MIT Sloan Management Review Mexico)