Ciudad de México a 18 de enero del 2021.- La investigación arqueológica y la conservación del patrimonio histórico y cultural son fundamentales en el desarrollo del proyecto Tren Maya. Los procesos de prospección y salvamento arqueológico que se llevan a cabo constituyen uno de los esfuerzos más significativos en la historia de nuestro país.

Los trabajos involucran un equipo de más de 80 operativos arqueológicos del Instituto Nacional de Antropología e Historia que colaboran con Fonatur. Con esta cooperación se busca rescatar y estudiar cada uno de los monumentos que se encuentran en el paso del tren. Al día de hoy se han detectado :

2,327 monumentos arqueológicos en el Tramo 1, 2,007 en el Tramo 2, 2,984 en el Tramo 3  y 1,015 en el Tramo 4

Con esto, logramos registrar un total de 8,333 monumentos arqueológicos, muebles e inmuebles que formarán parte del acervo histórico, científico y cultural del país.

Adicionalmente, generamos protocolos de protección que, en caso de incidentes, nos permitirán detener la obra y canalizar al INAH la atención de los monumentos hallados.

De este modo, el Tren Maya fortalece su compromiso con las culturas del sureste y genera oportunidades para la investigación arqueo lógica.

Avances generales de la obra: