Adele y el hilo de su impresionante pérdida de peso

Adele fue descubierta en 2007 gracias a MySpace y en 2008 lanzó su primer disco llamado “19”, la edad que tenía en ese momento. Con este disco, la británica alcanzó fama mundial (en su primera semana, alcanzó el primer lugar de las listas en Reino Unido y gracias a él ganó el Grammy a Mejor Artista Nuevo y a Mejor Interpretación Vocal Pop Femenina).

Fue entonces que la conocimos. Adele brillaba por su espectacular voz, inigualable interpretación y hermosa cara. Sí, tenía sobrepeso pero eso a nadie le importó. Era una mujer auténtica y muy talentosa.

En esos años sus looks eran discretos, poco acordes a su edad: ¡era una teenager aún!

Era muy común verla con ropa oscura y holgada, las capas se convirtieron en un aliado para cubrir su cuerpo.

Siempre fue una mujer discreta, alejada de los medios, del spotlight y nunca habló abiertamente de que su cuerpo le provocara inseguridades. Alguna vez declaró que bajar de peso nunca había sido una prioridad para ella: “Cuando firmaba un contrato, la gente de la industria sabía que si alguien alguna vez se atrevía a decirme que perdiera peso no aceptaría que trabajaran conmigo”, dijo a People. “No puedo ser un producto; nadie puede hacerme eso. Tengo poder sobre todo lo que hago”, añadió a Daily Mail en 2009.

En 2012, el fallecido Karl Lagerfeld la llamó ‘un poco demasiado gorda’ y la desafiante cantante respondió en ese momento que estaba ‘muy orgullosa’ de su apariencia, y agregó: “El peso no tiene nada que ver con mi carrera”.

Aunque ella aseguró que no le afectaba, con la fama, Adele inició un proceso de pérdida de peso. A partir de 2010 fuimos testigos de cómo su cara redonda y sus mejillas rosas iban afilándose y su cuerpo se iba estilizando. ¿De verdad no escondía inseguridades debajo de esas capas de ropa? No estamos tan seguros de ello.

Tras varias rupturas amorosas traumáticas, en 2011, la cantante conoció a Simon Konecki, un filántropo y broker que le llevaba 14 años. Pese a la diferencia de edades, el amor se consolidó rápidamente y en 2012 se convirtieron en papás de Ángelo.

De hecho, el empresario fue la inspiración de Adele para su tercer álbum de estudio, ’25’. En ese momento dijo que nunca volvería a escribir un disco con canciones sobre rupturas, en referencia a ’21’, el disco que dedicó a su anterior pareja.

Los primeros años como mamá, Adele experimentó los cambios de peso normales en cualquier mujer, pero reapareció con un cuerpo más delgado en comparación con el que tenía en el inicio de su carrera.

Durante los siguientes años, Adele se mantuvo alejada de las cámaras y volvió en 2015 con su disco “25”, para entonces ya tenía un estilo de vestir muy diferente a la del inició de su carrera y se le veía más segura de sí misma. La maternidad le había sentado bien.

Dejó atrás la ropa súper holgada. Era más frecuente que los paparazzi la captaran metida de lleno en su papel de mamá.

Los siguientes años, poco supimos de la vida privada de Adele hasta que en septiembre de 2019 su oficina anunció que se divorciaba de Simon. ¿Qué pasó entre ellos? No lo sabemos y quizá nunca lo sepamos, pues es mujer es verdaderamente hermética.

El anuncio sorprendió al mundo, pero más nos sorprendió ella cuando solo dos meses después apareció con una notable y muy favorecedora pérdida de peso. No lo decimos sólo por lo guapa que se ve, sino por lo saludable y feliz que luce.

¿Recuerdan esa foto en la que posa con un vestido de satén negro junto a Santa? Se veía espectacular. ¿Venganza para Simon?

La prensa mundial asegura que ella vive un verdadero revenge body tras su divorcio. Sí, el mismo fenómeno que vivió Khloé Kardashian tras separarse por infidelidad de Lamar Odom (y se ve wow).

Dicen expertos que para bajar de peso y convertirte en eso que siempre quisiste ser solo necesitas un propósito y ese propósito eres tú mismo y tu bienestar.

Los últimos meses Adele, se ocupó en ella y estamos impactados con el cambio.

Poco después, en febrero de 2020, la estrella británica fue sorprendida por pararazzi presumiendo su nuevo cuerpo en la playa. Allí se encontró con algunos fans que en un principio no la reconocieron: “No se preocupen, es entendible, bajé 45 kilos”.

¿Cómo le hizo se pregunta todo mundo?

En una entrevista para el programa Thursday’s Lorraine, su entrenadora Camila Goodis confesó que la británica siguió un exhaustivo plan alimenticio y físico.

“Claro que hacía mucho ejercicio, pero sus resultados son un 90% gracias a su dieta”, dijo.

La también nutrióloga informó que la primera etapa de la pérdida de peso consistió en una dieta de jugo verde y una ingesta única de mil calorías cada día, lo que representa tan sólo la mitad de lo recomendado para una mujer.

La significativa pérdida de peso que realizó Adele estuvo guiada todo el tiempo por especialistas y asesorías de expertos para crear un plan de alimentación y deporte específico para ella.

Y nosotros hemos sido testigos del intenso trabajo físico que ha hecho Adele los últimos meses. En febrero, paparazzi la captaron saliendo del gym con un ajustado pants y no hay duda: lo está haciendo muy bien.

Este martes, Adele llegó a los 32 y qué mejor manera de celebrarlo que compartiendo con el mundo su nueva imagen que también ha significado una nueva vida.

La intérprete de Someone Like You no publicaba una imagen suya desde el pasado mes de diciembre y ayer se volvió tendencia mundial en Twitter al compartir una foto en la que se ve más flaca que nunca.

“Gracias por el amor de cumpleaños. Espero que todos se mantengan seguros y cuerdos durante este tiempo loco”, posteó. Aprovechó también para reconocer tanto a los profesionales de la salud como a los que siguen trabajando en esta época de pandemia exponiendo su vida. “¡Quisiera agradecer a todos nuestros socorristas y trabajadores esenciales que nos mantienen seguros mientras arriesgan sus vidas! Son realmente nuestros ángeles”.

Se dice que se ha deshecho de más de 45 kilos y aplaudimos que sea ejemplo de amor propio para el mundo entero.¡Bravo, Adele! (QUIEN)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.