El alcalde Julián Zacarías Curi brinda a niños de Flamboyanes un espacio favorable para su estudio al abrir la biblioteca “Luciano Salazar Beltrán”

  • El edil da continuidad a la apertura de las bibliotecas municipales; este lunes reabrió la biblioteca de la comisaría de Flamboyanes para que niños continúen sus estudios haciendo uso del servicio de internet y otras herramientas

Progreso, Yucatán a 07 de diciembre de 2020. A temprana hora, el alcalde Julián Zacarías Curi acudió hoy a la comisaría de Flamboyanes para reabrir la biblioteca “Luciano Salazar Beltrán”, la cual a partir de hoy brindará apoyo a niños y jóvenes de aquella localidad que no cuentan con el servicio de internet o los dispositivos necesarios paras seguir sus clases en línea.

Zacarías Curi fue recibido por la directora de Educación, Yessica Samantha Molina Roche, quien lo guío para indicarle la serie de adecuaciones que se hicieron en la biblioteca con el propósito de atender las medidas de higiene y seguridad por la pandemia.

El edil saludó a las bibliotecarias y a los padres de familia que se encontraban acompañando a sus hijos, como a doña Beatriz Vázquez Gómez, quien le externó su agradecimiento por facilitar, no sólo la apertura del lugar, sino el servicio de internet que era necesario para varios estudiantes de Flamboyanes.


“Es un método favorable para los que somos de bajos recursos, contamos con servicio de computadora y el internet, nosotros no contamos con este servicio en la casa y eso ha perjudicado los estudios de mi hijo. Con esto esperamos ponernos al corriente de las clases”, dijo.

Respecto a la biblioteca “Luciano Salazar Beltrán”, Molina Roche precisó que el horario de atención será de 8 de la mañana a 7 de la noche, se podrá recibir a 10 niños cada dos horas, y agregó: “vemos a los primeros usuarios muy contentos de regresar a su biblioteca. Antes de la pandemia, este espacio brindaba atención a más de 40 niños diariamente, ahora, nos tendremos que ajustar

Cabe recordar que el alcalde estará visitando en los próximos días a cada biblioteca con el propósito de constatar que éstas cuenten con los insumos, tales como tapete sanitizante, termómetro digital, gel antibacterial, toallitas desinfectantes, entre otros artículos, así como carteles que refuercen el uso de cubrebocas, respetar la distancia entre usuarios y cómo efectuar el estornudo de etiqueta, a fin de brindar el servicio de manera segura.


Finalmente, Zacarías Curi resaltó: “para aquellos niños y jóvenes que no cuentan con las herramientas necesarias para seguir sus estudios en medio de la pandemia, es un doble reto; razón por la que estamos haciendo un esfuerzo para brindarles espacios que aminoren los obstáculos que ha causado la contingencia en su educación”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *