No vamos nosotros a encubrir a nadie, ya pasó ese tiempo”, expresó desde Palacio Nacional.

Al mismo tiempo, el primer mandatario aprovechó para decir que está absolutamente convencido de que las Fuerzas Armadas de México son instituciones fundamentales para el desarrollo del país.

“Son pilares del Estado mexicano, son tan fuertes que ni estos asuntos tan lamentables como es el involucramiento de un secretario de la Defensa en casos de narcotráfico, las debilitan”, apuntó.

“No deja de ser lamentable que esto suceda, pero la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina constituyen una garantía para mantener la paz y la tranquilidad en el país y para la defensa de nuestra soberanía”.

López Obrador refirió que previó a asumir la Presidencia, él fue quien eligió a los actuales titulares de la Sedena y Semar. Afirmó que les tiene toda la confianza porque personalmente hizo un análisis detallado para tomar la decisión de nombrarlos.

Incluso, indicó que aunque le pidió a los entonces titulares de Sedena, Salvador Cienfuegos; y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, que le propusieran ternas, en ninguno de los casos tomó en consideración dichas propuestas.

“Investigué sobre sus antecedentes, sobre la honorabilidad y los dos se caracterizan por ser incorruptibles. En el caso particular del general Luis Crescencio Sandoval González lo propuse luego de hacer una investigación a fondo y no surge su nombramiento de los que se proponían en ese entonces por parte de la Sedena”, subrayó.

Al almirante Ojeda y al secretario Sandoval, los elegí, los nombré, sobre todo por ser gente honesta y esto mismo puedo decir de almirantes, de generales, de oficiales, tanto de Marina como del Ejército y desde luego de marinos y soldados que son pueblo uniformado. La mayoría que forman parte de estas instituciones son mexicanos honestos”.

López Obrador enfatizó que su gobierno va a seguir fortaleciendo a las dos instituciones pues insistió en que son básicas para la buena marcha de la República Mexicana.

Previamente, consideró que era un hecho muy lamentable que Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional en el gobierno de Enrique Peña Nieto, haya sido detenido y acusado en Estados Unidos por vínculos con el narcotráfico.

“Esto es una muestra inequívoca de la descomposición del régimen, de cómo se fue degradando la función pública, la función gubernamental en el país durante el periodo neoliberal”, argumentó. (ARISTEGUI)