felicidad

5 habilidades que te ayudan a alcanzar la felicidad y el bienestar

La felicidad y el bienestar son dos cosas que todo el mundo quiere tener en la vida, un estudio de la Universidad de Harvard incluso dice que necesitamos estos dos elementos para poder ser exitosos, y también se sabe que estos dos puntos son importantes para la longevidad y la calidad de vida.

Es por esto que hay todo tipo de estudios que buscan la mejor manera de lograrlo, de ayudarnos a ser felices cada día y a sentirnos mejor con nosotros mismos y con lo que tenemos, y dentro de todo esto se ha descubierto que, aunque a veces la felicidad parece inalcanzable, en realidad hay muchas cosas que podemos hacer para tenerla y aumentarla, y lo mismo pasa con el bienestar.

comunicacion en empresas 2

Para alcanzar la felicidad y el bienestar hay que tener algunos buenos hábitos, hay que hacer cosas que nos guste y disfrutemos, hay que hacer cosas por los demás (sí, la generosidad te hace feliz) y entender que tener más cosas materiales no necesariamente es la respuesta, aunque puede ayudar.

Además, la ciencia también ha descubierto que hay ciertas habilidades que todos necesitamos desarrollar y poner en práctica, ya que son uno de los pilares sobre los que se construye la felicidad.

Para alcanzar la felicidad y el bienestar necesitas estas 5 habilidades

De acuerdo con Inc.com, un experto llamado Richard Davidson, fundador del Center for Healthy Minds de la Universidad de Wisconsin, una serie de nuevos estudios de neurociencia han determinado que podemos aprender a ser felices y a tener un mayor bienestar, y para eso hay que tener algunas habilidades dominadas.

Puedes aprender a er feliz

La resiliencia

La American Psychological Association explica que la resiliencia es “es el proceso de adaptarse bien a la adversidad”, se refiere a aprender a enfrentarnos a las adversidades, a los momentos de dolor o a las situaciones difíciles y a aprender de ella, para que podamos levantarnos y seguir avanzando cuando pasamos por situaciones que no son exactamente positivas, buscando el aprendizaje y fortaleciéndonos después de experimentar esto, buscador recuperarnos rápidamente en lugar de dejar que las dificultades nos aplasten.

Pensamiento positivo

No hay que caer en el positivismo tóxico, pero tener un pensamiento y una visión más positivos es importante, ya que nos lleva a reconocer lo bueno en los demás, en las situaciones y en lo que vivimos.

Psychology Today dice que, cuando pensamos positivo, entonces podemos hacer que las situaciones difíciles no lo sean tanto, además de que esto ayuda a que podamos disfrutar más de cada momento al tomar la decisión consciente de darle más valor a lo bueno que a lo malo.

La generosidad

Hay muchos estudios que han revelado el poder de la generosidad y sus efectos positivos en el cerebro y el bienestar. Lo que pasa es que, al hacer cosas por los demás, activas las zonas del cerebro que se encargan de hacer que te sientas bien y feliz, así que en realidad los actos de generosidad son también una forma de cuidado personal y de trabajar en la propia felicidad.

Y pueden ser cosas simples y pequeñas, como abrirle la puerta a alguien que lleva las manos llenas o comprarle un café a un compañero de trabajo que está muy estresado.

La gratitud

Ser agradecido es una habilidad similar a la del pensamiento positivo, ya que te lleva a poner las cosas en perspectiva y a darte cuenta de todo lo bueno que tienes en la vida, incluso cuando estás en un momento complicado.

Los expertos recomiendan empezar o terminar el día con una práctica de gratitud, ya sea escribiendo o simplemente mencionando algunas cosas por las que te sientes agradecido, con lo que las cosas negativas ya no van a parecer tan monumentales.

El balance

Psychology Today explica que es difícil sentir felicidad y bienestar si estás completamente agotado todo el tiempo, y por eso es importante tener la habilidad de crear un balance en tu vida, entre lo profesional y personal.

Esto consiste en establecer límites sanos, respetar los horarios y asegurarte de tener espacios y tiempos para trabajar, pero también para relajarte y disfrutar. (GQ MEXICO)