• Especialistas analizaron los beneficios del Sistema de Ahorro para el Retiro para los trabajadores mexicanos a sus 24 años de creado.
  • El SAR hoy garantiza a los trabajadores que su ahorro está seguro y que podrán disponer de éste al momento de su retiro. Además, habrán obtenido los mejores rendimientos de los instrumentos disponibles para el ahorro de largo plazo.  
  • Los expertos también mencionaron los retos que se enfrentan aún, en particular los de lograr mayor inclusión y equidad.
Ciudad de México a 12 de julio de 2021.- “Estos primeros 24 años del Sistema de Ahorro para el Retiro han demostrado que México cuenta con uno de los sistemas de pensiones más robustos en América Latina. De la mano del regulador, para diversificar las inversiones, y de la participación del sector privado se sigue avanzando en beneficio de los trabajadores” –así lo señaló Bernardo González, presidente de la AMAFORE en el evento realizado en el marco del vigésimo cuarto aniversario de la creación del Sistema de Ahorro para el Retiro.
Además, Bernardo González compartió que hoy en día los recursos de las y los trabajadores depositados en las Afores equivalen a 20% del Producto Interno Bruto y se estima que para 2050 será de 50%. Además, destacó que la OCDE publicó recientemente que los fondos de pensiones de México otorgaron el mayor rendimiento de las inversiones en 2020 entre todos los países que conforman este organismo, con un 9.3% por arriba de la inflación, lo que se traduce en una mejor pensión para las y los trabajadores.
Las Afores, mencionó el presidente de AMAFORE, invierten de forma responsable el dinero de las y los trabajadores en proyectos que, además de multiplicar sus ahorros, permiten que se desarrollen obras como carreteras, escuelas, centros de salud, entre otros. Estos proyectos contribuyen en forma importante a la modernización del país, generan empleos y mejoran los servicios. Además, reiteró, que al existir 10 distintas, las afores deben esforzarse por competir y dar a sus clientes los mejores resultados, multiplicando su dinero y ofreciéndole cada vez un mejor servicio en beneficio de los y las ahorradores.
En la sesión participaron Valeria Moy, directora general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO); Leonor Quiroz, presidenta de la Comisión de Ética e Integridad de la COPARMEX; Fernando Salgado, Secretario General Adjunto de la Confederación de Trabajadores de México (CTM); Alejandro Turner, presidente del Colegio Nacional de Actuarios; Abraham Vela Dib, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), y Bernardo González, presidente de la AMAFORE.
Con respecto a la inclusión de género, Leonor Quiroz señaló que existen siete elementos de desigualdad para las mujeres en pensiones y estos son: desigualdad o brecha salarial; menor densidad de cotización; menor nivel de ahorro; mayor expectativa de vida; trabajos vinculados al sector independiente; mayores niveles de desempleo provocados por el COVID-19; y la ausencia de portabilidad, que evita que se reúna el ahorro en una sola cuenta, aunque esto último afecta tanto a mujeres como hombres. Por ello, Quiroz indicó la importancia de establecer políticas públicas diferenciadas, dando un enfoque de género a la próxima reforma, como sería la flexibilidad de cotización para reducir, aún más, las semanas de cotización.
Abraham Vela de CONSAR mencionó que “el ahorro de los trabajadores está invertido en activos seguros y que los trabajadores pueden tener confianza de que sus ahorros están a buen resguardo, ya que las Afores y las Siefores que invierten sus recursos lo hacen con autorización y regulación de las autoridades con el objetivo de obtener los mejores rendimientos, de manera transparente en las inversiones y con las ventajas del régimen de cuentas individuales”.
Por su parte, Valeria Moy explicó que “ante la actual dinámica laboral, el cambio reciente de disminución de semanas cotizadas es un paso en la dirección correcta, aunque todavía es importante revisar y atender posibles presiones al gasto público. Es muy importante considerar al grupo de los jóvenes que recién comienzan a trabajar y la importancia del ahorro a temprana edad”.
En seguimiento a los temas surgidos a partir del COVID-19, Alejandro Turner del Colegio Nacional de Actuarios, subrayó que el SAR abrió la posibilidad a que los trabajadores afectados pudieran acceder a retiros por desempleo. “En 2020 hubo casi 1.7 millones de personas que retiraron dinero de su ahorro, son cerca 20 mil millones de pesos para paliar alguna necesidad, mencionó”. Sin embargo, advirtió que es importante devolver los recursos para evitar que se descuenten semanas de cotización ya que esto implica una reducción en el monto de la pensión a recibir. Recomendó a las personas revisar esta situación y devolver las aportaciones, tan pronto sea posible, para evitar un mayor impacto.
Fernando Salgado de CTM destacó los avances en estos 24 años del SAR y que como logro fundamental es que el sistema de pensiones mantiene cuentas individuales y no de reparto o beneficio definido que podría significar cargarle al estado todo el costo de las pensiones e iba a poner en riesgo las finanzas del país.
Bernardo González concluyó listando los temas pendientes y que mejorarían las condiciones de retiro de las mexicanas y los mexicanos: edad de retiro, facilitar el acceso a una afore para personas que no tienen un esquema de trabajo tradicional; flexibilizar los esquemas de inversión para mejorar los rendimientos, y subrayar la importancia que los jóvenes mexicanos le deben atribuir a este tema, mencionando que “es responsabilidad de cada uno empezar a construir la pensión a través de las aportaciones voluntarias”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *