-Vila Dosal visitó el sitio de construcción donde se ubicará la nueva sede del Museo de Ropa Étnica de Méxi co, donde convivió y conversó con los alarifes que ahí laboran.

-Los trabajadores de la construcción aseguran que sus condiciones laborales y económicas han mejorado luego de más de un año del inicio de la pandemia del Coronavirus.

Valladolid, Yucatán, 3 de mayo de 2021.- Con chicharra y refrescos, el Gobernador Mauricio Vila Dosal convivió con un grupo albañiles en Valladolid para celebrar el día de la Santa Cruz, la festividad más importante para este gremio de trabajadores, quienes con su labor diaria contribuyen al desarrollo de Yucatán.

Luego de supervisar el inicio de la vacunación a personas de 50 a 59 en el módulo habilitado en el local de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco Servytur) delegación Valladolid, Vila Dosal acudió a una obra que se lleva a cabo en el barrio de San Juan de esta ciudad, a donde llegó para compartir los alimentos con los alarifes.

 

Ahí, el Gobernador conversó con los albañiles, quienes le contaron que están remodelando el sitio donde se ubicará la nueva sede del Museo de Ropa Étnica de México, cuya sede actual se encuentra en otro punto del Centro Histórico vallisoletano.

En el grupo de trabajadores de la construcción que laboran en esta obra, se encontraba Gilberto Pat Chi, originario de la comisaría vallisoletana de Tahmuy, quien destacó el gesto de Vila Dosal de compartir con ellos este manjar, luego de colocar la tradicional cruz en la parte más alta de la construcción.

“Hoy vamos a festejar con el Gobernador con esta chicharra, la acompañaremos con los refrescos que nos gusta tomar, como cada año. Claro, primero vamos a colocar a cruz en la parte alta, la cual hemos elaborado con madera y decorada con listones de colores y hojas de palma”, explicó Pat Chi.

El alarife, quien también es padre de familia, le comentó a Vila Dosal que este año se vislumbra mejor que el año 2020, ya que el trabajo ha mejorado poco a poco, luego de que en el inicio de la pandemia sus oportunidades se vieron afectadas debido a una evidente reducción de actividades, lo que se reflejó en sus ingresos.

“El año pasado trabajamos muy poco debido a la pandemia, pero este 2021 comenzamos muy bien, ya que ha habido trabajo desde inicios de año. Creo que esto tiene que ver mucho con la forma en que trabaja el Gobernador, quien ha solicitado la reapertura de los negocios y obras de construcción y creo que con eso vamos para adelante”, externó el constructor de 43 años de edad.

Por otro lado, Saúl Ananías Ciau Yam, quien labora en el mismo sitio de construcción, se dijo sorprendido por la visita de Vila Dosal, quien se sumó a la celebración de la Santa Patrona de este oficio.

“No esperaba verlo, pero de repente lo vi entrar al lugar y nos cayó de sorpresa. Qué bueno que pasó a saludarnos para que festejemos como se debe. No en todas las obras dan comida para celebrar, pero lo que es aún mejor es que haya venido Gobernador. Así vamos a celebrar con más gusto”, indicó Saúl Ananías.

Al interior del sitio donde se remodelan las instalaciones que albergarán las galerías del próximo museo textil, Ciau Yam conversó con Vila Dosal y relató que diariamente se traslada del municipio de Uayma hacia Valladolid para cumplir con su trabajo en la obra, ya que es una oportunidad laboral que le llegó y no quiso desaprovechar luego de la inactividad que generó el inicio de la emergencia sanitaria.

“Tuvimos mucha dificultad el año pasado porque no había obras. Las construcciones cerraron y yo lo único que podía hacer era cortar leña y venderla, porque esa era la única forma de sobrevivir y solventar mi gasto. Ahora veo que poco a poco la situación va mejorando y ya tengo ingresos seguros para llevar a mi casa, donde me esperan mis cuatro hijos y esposa”, relató el alarife de 34 años de edad.

Antes de retirarse del lugar, Vila Dosal aprovechó para platicar con Tey Mariana Stiteler, propietaria del predio y directora del Museo de Ropa Étnica, quien se dijo emocionada por esta visita, la cual también fue inesperada para ella.

“Me da gusto saber que está trabajando este día y que se tomó el tiempo para venir a saludar a los albañiles e incluso compartir con ellos la comida para la celebración”, finalizó.