Desde hace años los usuarios se quejan de mal servicio, unidades con desperfectos y causantes de graves accidentes

-Desde su creación su propietario ha sido un prestanombre de políticos ligados al PRI

-Por un mortal accidente perdió la concesión en la ruta de la comisaría de Sitpach pero Ivonne Ortega se la devolvió en pago de favores políticos

Mérida, Yucatán, 27 de noviembre de 2020.- La empresa camionera Minis 2000, sobre la que pesan graves acusaciones, pretende obtener subsidios especiales del gobierno sin mejorar sus unidades ni prestar un servicio de calidad a los ciudadanos.

Con el pretexto de la pandemia de coronavirus, los operarios empleados de la empresa Minis 2000, propiedad de Rafael Canto Rosado quien ha estado ligado al PRI, dijeron que han sido amenazados de que perderán sus empleos si no protestaban ante las autoridades.

Sn embargo, desde antes de la pandemia Minis 2000 es una empresa de la que se han recibido múltiples quejas, tanto de sus empleados como de los usuarios, porque nunca ha hecho nada por cuidar sus unidades ni dar mejores condiciones de trabajo a sus operadores.

Constantemente sus unidades de transporte tienen que salir a los talleres por desperfectos, lo que hace que los choferes pierdan muchas horas y hasta días de trabajo, lo que afecta sus ingresos.

Asimismo, el mal estado en que se encuentras las unidades como asientos rotos, pasamos peligrosos, motores viejos y llantas en mal estado hace que el servicio se trasporte sea tardado, malo y ponga en riesgo a los usuarios.

Minis 2000 es una empresa cuyo propietario está ligado al PRI y se ha acostumbrado a estirar la mano y recibir dinero del erario, sobre todo de los gobiernos priistas, sin que mejoren su servicio ni el pago o las prestaciones a sus trabajadores.

Ahora, con el pretexto de la pandemia los están amenazando con despedirlos pues argumentan que la gente ya no usa ese servicios, sin embargo, los usuarios desde antes se han quejado del mal servicio y de que hay operadores que les faltan al respeto.

Entre las quejas graves contra los camiones de la empresa Minis 2000, que datan de hace varios años, están que hacen lo que se les dé la gana, juegan a las carreritas, no están sincronizados los choferes.

También han ocasionado problemas mucho más graves como accidentes y tragedias como el de la muerte de dos mujeres en 2009 en la comisaría de Sitpach, donde fue tan grande la indignación que por un tiempo se les retiró la concesión de esa ruta.

En represalia gente, de Minis 2000 entró a la población y secuestraron vehículos de la nueva empresa a la que se dio el servicio, les desinflaron las llantas y las apedrearon.

Rafael Canto Rosado tiene un historial poco claro, pues se le considera un prestanombre de políticos priistas.

Ahora, pretenden chantajear al gobierno por medio de la amenaza a sus empleados de que serán despedido si no exigen apoyos económicos con el pretexto de la pandemia.