Alrededor de 200 vecinos de los fraccionamientos Chenkú, Juan Pablo II y Ciudad Caucel, entre otros, ya resultaron beneficiados con el programa “Unidos para ver mejor” de la regidora Brenda Ruz Durán, presidenta de la Comisión de Educación del Ayuntamiento de Mérida.

Con este proyecto, que arrancó hace apenas un mes, los ciudadanos pueden adquirir sus lentes graduados a precio subsidiado. Los exámenes de la vista y la posterior entrega de las gafas se realizan en casa de alguno de los mismos beneficiarios. En tanto, el equipo de trabajo de la edil se encarga de aplicar las debidas medidas de higiene sanitaria.

En días pasados, luego de la entrega de lentes en un domicilio particular del fraccionamiento Chenkú, la maestra Ruz Durán destacó que es importante crear programas sociales y educativos que beneficien a todos, en especial a las niñas y a los niños, quienes a veces requieren este apoyo para atender sus estudios.


—Soy maestra desde hace muchos años y estoy muy consciente que la falta de lentes pueden hacer que un estudiante no aproveche ni disfrute sus clases, que se estrese, que tenga bajas calificaciones y que incluso abandone la escuela —indicó la concejal, que también forma parte de las comisiones de Salud y la de Grupos Vulnerables.

—Se trata de una situación que no podemos permitir, por ello creamos este programa para contribuir en la medida de lo posible —añadió.

En su mensaje, la regidora Brenda Ruz agradeció también el apoyo de sus anfitriones y de los vecinos, quienes dieron a conocer el programa entre los mismos residentes de este centro habitacional, y aprovechó para entregar varios lentes graduados de manera simbólica.