Tras conocer la rotunda victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, Donald Trump amenazó con imponer más impugnaciones al no reconocer los resultados.

A través de un comunicado, Trump resaltó que su equipo de campaña buscará aplicar las leyes electorales ante los tribunales.

“Nuestra campaña comenzará a procesar nuestro caso en los tribunales para garantizar que las leyes electorales se respeten plenamente “, dijo.

Mientras todo el mundo conocía la victoria de Biden, Trump se encontraba descansando en su campo de golf en el estado de Virgina.

Además de obtener la mayoría de los votos, Joe Biden obtuvo 270 votos de los 538 delegados que integran el Colegio Electoral.

El candidato ganador en cada estado, aunque sea por un solo voto, se lleva todos los votos de ese territorio, con la excepción de Nebraska y Maine, que dividen sus delegados.

La victoria de Joe Biden también ha batido el récord del expresidente, Barack Obama (69.5 millones), al convertirse en el aspirante presidencial con más votos en la historia del país, obtuvo más de 70 millones de sufragios.

La participación en estas elecciones fue la más alta en 120 años, de acuerdo con US Election Project, 160 millones de los 238 millones de los estadounidenses con derecho a voto participaron (66.7%), la tasa más alta desde 1900 (73.7%)

(DINERO EN IMAGEN)