Mérida, 2 de noviembre de 2020. Luego de que los cementerios municipales reabrieran, bajo estrictos protocolos sanitarios y de seguridad, en atención a la arraigada costumbre local de visitar las tumbas de sus familiares por el Día de Muertos, el Ayuntamiento informa que durante los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre alrededor de 10,906 personas acudieron a los camposantos para visitar a sus difuntos.

El departamento de panteones perteneciente a la Subdirección de Servicios Generales de la Dirección de Servicios Públicos Municipales, informó que los 5 Panteones de la ciudad, General, Florido, Jardines De La Paz, Chuburná y Xoclán, recibieron el viernes 31 de octubre a un total de 2,859 personas, siendo el de mayor afluencia el de Xoclán, con 1,916 personas.

El sábado 1 de noviembre, la afluencia aumentó al registrarse 4,423 personas en total (190 en Chuburná; 3,125, Xoclán; 941, Cementerio General; 82, Panteón Florido y 85, Jardines de la Paz).

El mayor ingreso de personas a los cementerios municipales se registró hoy 2 de noviembre, con un total de 3,624.

Personal municipal en coordinación con agentes de la Secretaría de Seguridad Publica permaneció en los panteones para vigilar que se cumplieran las estrictas medidas de higiene y prevención.

Al igual que en años anteriores, este día 2 el panteón de Xoclán fue el que recibió el mayor número de visitantes, con un total de 2,785 personas, mientras que el Cementerio General registró una afluencia de 566, seguido del cementerio de Chuburná, 156; Panteón Florido, 75 y Jardines de la Paz, 42.

Cabe destacar que el año pasado en estas mismas fechas los cementerios municipales registraron una afluencia aproximada de 10 mil personas por día durante las festividades dedicadas a los difuntos.

Este año, a causa de las restricciones de la pandemia, sólo se autorizó abrir los panteones del 31 de octubre al 2 de noviembre en horario de 9 a 16 horas.

Entre las medidas preventivas, se instalaron túneles de desinfección en los accesos al Cementerio General y en el caso de Xoclán, se destinó un área de desinfección y no se permitió el paso de vehículos salvo el caso de quienes acudan a un servicio funerario en el cementerio de Xoclán, para lo cual se marcaron rutas específicas, así como zonas de ascenso y descenso.

En el caso del Cementerio General las entradas se ubicaron tanto por la calle 81 como por la 66 para el tránsito exclusivo de peatones.

El uso de cubrebocas fue obligatorio durante la estancia en los panteones, así como la aplicación de gel antibacterial, y en general, se verificó que los asistentes cumplieran con los protocolos sanitarios como mantener la sana distancia. No se permitió el acceso de niños y personas mayores de 70 años.

Los oferentes de flores y productos propios de esta celebración dispusieron de un espacio con toldos y con lugares marcados para respetar la sana distancia; adicionalmente personal de Profeco Yucatán realizó un operativo para verificar que se respeten los precios y se mantengan a la vista del público.

Las actividades contaron con el apoyo y la vigilancia de la Policía Municipal y la Secretaría de Seguridad Pública.

Cabe señalar que luego de estos días, los camposantos continuarán cerrados, tal como ha sido a partir de la contingencia sanitaria por COVID-19, siguiendo los lineamientos de las autoridades de salud.