Ubicada al oriente de la CDMX, Ciudad Nezahualcóyotl es un mundo aparte: en plena Fase 3, sus pobladores se resisten a acatar las medidas de la Jornada de Sana Distancia; ya se resistieron a acatarlas en la Fase 1 y en la Fase 2 y nada les pasó, argumentan. En Neza, los cubrebocas no dominan los rostros de quienes caminan en las calles, el uso constante de gel para desinfectarse las manos no es una escena que se repita en los comercios y el distanciamiento social es una frase que escuchan de las autoridades y leen en los memes y chistes que se comparten entre familiares, amigos y compañeros de trabajo.

“De algo nos vamos a morir”, es la respuesta común de los pobladores a quien les pregunta por la continuidad de sus actividades.

En Neza, el escepticismo hacia el coronavirus domina. No importa que en las cifras ese municipio ocupe el primer lugar de contagios de COVID-19 entre todos los 125 municipios del Estado de México.

Ciudad Neza, ¿un riesgo?

Creado en 1963, Neza, como popularmente se le conoce, es hoy el municipio con mayor densidad poblacional del Edomex. Pensar en confinamiento domiciliario, una medida recomendada para evitar contagios y la propagación del coronavirus, puede representar la concentración de más de seis personas en una vivienda.

En entrevista con Expansión Política, el presidente municipal Juan Hugo de la Rosa asegura que son el territorio en el país que más habitantes concentra por cada kilómetro cuadrado. En sus 63.44 K2 habitan 1,109,363 personas, por lo que en promedio cada 1,000 metros de superficie alberga a 17,500 personas.

“Neza significa un riesgo potencial mucho mayor de toda la Zona Metropolitana del Valle de México porque Neza es la única ciudad con mayor densidad poblacional. No hay otra ciudad del país que tenga nuestra densidad poblacional”, refirió.

El gobernante reconoce que, pese a que en ese municipio ya se registraron decesos por coronavirus, una parte de la población sigue incrédula a la existencia del virus originario de China. Hasta ahora se han contagiado 146 personas y han muerto 14 en ese municipio, un bastión del perredismo mexiquense que no cree en las enfermedades.

“Tenemos un porcentaje de población que no cree en la situación. El domingo que estuve en el tianguis de San Juan invitando a la población a que sigan las medidas de higiene, tuve una plática con un joven que me dijo ‘de algo me voy a morir’. Lo digan de dientes para fuera o no, pero es una situación que está ocurriendo dentro de la sociedad”, afirmó.

Y esa incredulidad tiene un perfil: la mayoría de los pobladores en Neza son jóvenes y las autoridades han repetido que el virus afecta principalmente a adultos y ancianos, pues de acuerdo con datos de la Sectetaría de Salud, el promedio de edad de los infectados es de 59 años.

“Ya tenemos defunciones en el municipio, contagios, así que hoy es importante que la gente asuma la responsabilidad que tiene para evitar la propagación del virus”. Juan Hugo de la Rosa

Sin embargo, además de las creencias, hay otro factor que juega en contra de la cuarentena: la pobreza. En este territorio la mayoría de sus habitantes vive al día y gran parte de la economía municipal está fincada en el comercio, ya sea formal e informal.

“Es muchísima la gente que vive al día. Hay muchas familias que el sustento lo obtiene de su negocio o comercio, esto nos lleva una situación muy complicada porque es difícil exigirle a la población ‘no trabajes hoy’ porque la respuesta es ‘mañana qué como’”, explicó el presidente municipal.

Ante esta situación, el alcalde precisó que están exhortando a la población a implementar medidas de prevención como el voceo con patrullas para pedirle a la gente que, en la medida de lo posible, permanezca en casa.

Pero a partir de que se declaró la Fase 3 por el COVID-19, en ese municipio se endurecieron las medidas sanitarias. Apoyados con la Guardia Nacional, autoridades cerraron establecimientos comerciales no esenciales, pues hasta hace poco todavía se encontraban abiertos talleres mecánicos, tlapalerías y hasta estéticas.

El agua, otra preocupación

Debido a que una parte importante de la población de Neza tiene sus empleos en la Ciudad de México, el cierre de gran parte de las empresas en la capital del país también es un problema para las autoridades municipales tanto por el hacinamiento como por la gran demanda de servicios básicos como el agua.

“En Nezahualcóyotl tenemos algunas zonas donde hay dificultades para llevar agua por la red, por lo que establecimos mecanismos para llevar agua en pipas y establecimos algunos tinacos en zonas críticas para garantizar que ninguna zona carezca de agua, aunque claro estamos sujetos a la cantidad que nos entrega la Comisión Nacional del Agua”, detalló.

El coordinador de los diputados locales del PRD, afirmó que ante las carencias y escepticismo de los mexiquenses los gobiernos del Estado de México y el de la Ciudad de México deberían trabajar conjuntamente, pues de lo que se trata es de superar la emergencia.

“En estos momentos las dos entidades con mayor población deben cerrar filas, Estado de México y Ciudad de México con sus respectivos presidentes municipales pueden hacer mucho, dejando de lado los intereses partidarios, es momento de dar un mensaje de unidad a todo el país y eso solo podría salir de aquí de la zona centro”, aseguró en entrevista.

Además, consideró que las autoridades deben garantizar los insumos de protección, equipo y medicamentos a todo el personal de salud para que doten de la atención adecuada a quienes se contagien por COVID-19.

“No podemos regatear el respaldo a estos héroes que están poniendo en riesgo su vida, el personal del sistema de salud hoy más que nunca necesita de la solidaridad de todos”, apuntó. (EXPANSION )