• La Secretaría de Salud subrayó este domingo que la ampliación del receso de Semana Santa no equivale a extender el periodo vacacional, sino a una medida sanitaria para la que la gente debe prepararse.

Autoridades de la Secretaría de Salud federal insistieron este domingo en que la medida anunciada en conjunto con la Secretaría de Educación Pública de ampliar el receso educativo de Semana Santa, del lunes 23 de marzo al viernes 17 de abril, no debe ser vista como una ampliación del periodo para el esparcimiento, sino que es una medida sanitaria para la que todos los ciudadanos deben alistarse.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell dijo, en la conferencia de prensa vespertina para dar seguimiento al coronavirus, que “el mensaje más importante que queremos dejar el día de hoy es: la suspensión escolar no son vacaciones”.

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud de esta dependencia, secundó la afirmación y remarcó que la suspensión de las clases anunciada este sábado “no es una ampliación del periodo vacacional”.

“No son vacaciones, no es una ampliación del periodo vacacional, es una suspensión de clases por una contingencia sanitaria que queremos evitar, que queremos mitigar, queremos que la curva epidémica sea muy plana en nuestro país y que pase lo más desapercibida posible”, dijo.

   

Cortés Alcalá agregó también que los padres de familia y la sociedad deben tomar en cuenta que la “jornada nacional de sana distancia”, que lanzó el gobierno para prevenir la propagación del coronavirus Covid-19, implica que los menores no deben quedarse al cuidado de sus abuelos o adultos mayores.

“La sana distancia no incluye una suspensión total de las actividades laborales, eso quiere decir que padres y madres de familia van a estar yendo a trabajar; si yo como padre agarro a mis hijos, los llevo con sus abuelos, me voy a trabajar, luego llego por mis hijos y me los llevo a casa y tengo la mala suerte de tener contacto con el virus, lo voy a llevar a casa de mis padres y mis padres son la población más afectada de la epidemia”, dijo.

“Por eso es también una de las razones por las que (la jornada) comienza dentro de una semana, para que haya una organización social, para ver en los trabajos de padres y madres cómo se pueden organizar. También ya hemos dicho que algunas de las empresas han decidido cuándo se puede utilizar el modo de trabajo en casa; entonces, eso es y eso también hace énfasis en que no son vacaciones, sino un distanciamiento social, es sana distancia, es distancia para mantenernos sanos”, explicó el funcionario.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, la “jornada nacional de sana distancia”, que comenzará el lunes 23 de marzo y se extenderá hasta el viernes 17 de abril de abril, consiste en cuatro ejes: la implementación y el refuerzo de medidas básicas de prevención; la suspensión temporal de actividades no esenciales; la reprogramación de eventos de concentración masiva, y la protección y el cuidado de los adultos mayores.

Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, explicó que existen reportes médicos que refieren que los menores de 15 años son un sector de la población de menor riesgo ante el Covid-19; sin embargo, dijo, se debe poner énfasis en las personas a quienes este sector podría contagiar. (EXPANSION)