Aunque la economía no ha crecido, aún no hay una recesión en el país, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador quien en su balance económico celebró el comportamiento de diversas variables económicas económica: en el segundo trimestre del año se registró un superávit de 5 mil 143 millones de pesos, el mayor desde 1980; la infla ción se ubicó en Julio en 3.8 por ciento, la más baja desde diciembre bre de 2016 y las reservas internacionales del país se incrementaron en 54 mil 200 millones de dólares.

Al abordar el capítulo económico de su informe de gobierno, el Presidente destacó la captación de 18 mil millones de dólares como inversión extranjera; México se ha convertido en el principal socio comercial de Estados Unidos por una combinación de factores internacionales que ojalá, dijo, se arreglen pronto para la estabilidad mundial; en julio las exportación es alcanzado 39 mil millones de dólares.

Todo ello se ha favorecido por la preservación de finanzas públicas sanas “no deficitarias, no gastar más de lo que ingresa a la hacienda pública. Al cierre de este año se va a cumplir con la meta de superávit de uno por ciento del producto interno bruto, del no aumento de impuestos, ni se han creado nuevos gravámenes”.

En este contexto convocó a dejar atrás la “hipocresía neoliberal” de que al Estado no le corresponde atemperar las desigualdades sociales, porque no es jugar limpio que el Estado defienda intereses de particulares pero se le cuestio ne cuando reivindique el interés público. No es ético ni lícito, descalificar al Estado cuando pugna por la justicia so cial.

Adelantó que el objetivo para 2024 es que la población alcance mejores condiciones de bienestar social.

Por otro agradeció al empresario Carlos Slim y al presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar por favorecer las negociación es en el caso del gasoducto. Aprovecho para reconocer la labor del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett.

En otro orden aunque el plazo para liquidar todos los contratos que celebró el pasado gobierno con empresas para la construcción del Aeropuerto en Texcoco, para el Presidente, su cancelación representó la mejor decisión porque era una terminal aérea condenada a sufrir constantes hundimientos y eliminar el lago Nabor Carrillo.

En el marco de lo que se denominó Tercer Informe de gobierno al pueblo de México, López Obrador dijo que su go bierno pretender resolver el problema de saturación del actual aeropuerto internacional de la ciudad de. México, el cual se complementará con la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles en la actual base militar de Santa Lucía. El relanzamiento del aeropuerto Toluca mediante la negociación con las empresas para que le gobierno federal asuma una participación mayoritaria.

Durante su informe también anunció que ya están en marcha los proyectos del Tren Maya y el transistmico. Señaló que se está consultando a las comunidades indígenas para incluirlos en los proyectos, anunciando que en la región del Istmo se va a integrar una zona franca para reducir el pago de impuestos y bajar el precio de las gasolinas para alentar la instalación de parques industriales que generen empleos. (La Jornada )

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *