Han pasado 365 días desde aquel 1 de julio, cuando en un templete del Zócalo capitalino, Andrés Manuel López Obrador asumió el compromiso de dirigir a México. Pasaban las 21:00 horas cuando los candidatos de las otras coaliciones, José Antonio Meade, de Todos por México, y Ricardo Anaya, de Por México al Frente, ya habían dado por perdida la contienda ante la diferencia de votos.

A lo largo de ese año, la popularidad de AMLO se ha mantenido como de las más favorables de los últimos sexenios. No obstante ha enfrentado algunos conflictos, críticas y retos que le han bajado algunos puntos en las encuestas.

Los conflictos

Si bien su gobierno inició hasta el 1 de diciembre de 2018, desde el 2 de julio López Obrador comenzó a operar su Presidencia. Desde su casa de transición en la colonia Roma, empezó a tener reuniones con quienes formarían parte de su gabinete y en algunos casos tuvo confrontaciones con el sector privado y con organizaciones de la sociedad civil.

La consulta que hizo –antes de tomar posesión– para decidir sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) y la referente a los proyectos de infraestructura, como el Tren Maya o la refinería Dos Bocas, causaron controversia en la opinión pública, pues aunque según sus resultados la gente votó a favor de construir el NAIM en Santa Lucía o a favor de las obras estrella, para especialistas la consulta no tuvo validez al no cumplir con los requisitos que marca la legislación actual.

Ya entrado el gobierno, el tema de los despidos en espacios públicos, el retiro de los apoyos a las estancias infantiles y la i nseguridad que se ha mantenido con la tendencia al alza con la que venía en años pasados, pese a que prometió que en seis meses se verían cambios, han sido los principales temas de tensión entre el presidente y la sociedad.

Las crisis

Si bien, durante el periodo de transición no enfrentó grandes retos, ya iniciado su gobierno el 1 de diciembre comen zaron a brotar hechos a los que López Obrador tuvo que hacer frente.

El primero de ellos fue el accidente donde murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su espo so, el senador Rafael Moreno Valle, el 24 de diciembre de 2018. Le siguió la explosión en Tlahuelilpan , Hidal go, a unos días de haber lanzado su estrategia contra el huachicol.

A estos casos se sumó la matanza en Minatitlán , Veracruz, como evidencia de la situación no solo en el estado, sino también en el país, pues de acuerdo con mismas cifras oficiales ésta no ha bajado en los primeros siete meses de gobierno.

Otro de los episodios que ha tenido que afrontar López Obrador es el estira y afloja con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Relación que se endureció cuando el mandatario estadounidense amenazó con aumentar aranceles a productos mexicanos, si el país no frenaba el fenómeno. Esto derivó en la firma de un acuerdo y en un plan de desarrollo integral para Centroamérica, que incluye dar recursos a El Salvador .

Sus obras emblemáticas en pausa

El 6 de agosto de 2018, poco más de un mes después de las elecciones del 1 de julio, López Obrador presentó los 25 proyectos de su gobierno , entre ellos definir el futuro del NAIM, el Tren Maya y la construcción de la refinería en Dos Bocas.

Estas tres propuestas de López Obrador se han enfrentado con barreras para avanzar. En el caso del aeropuerto, aun que ya se tiene hasta el nombre del proyecto existen amparos que han frenado su construcción ya sea por cuestiones de patrimonio o por impacto ambiental. Para el Tren Maya, se dijo que desde que iniciara el gobierno se lanzaría la licitación, pero recientemente se han hecho modificaciones al proyecto.

Mientras que para la refinería Dos Bocas, que ya tiene presupuesto destinado, apenas este 25 de junio inició la fase de consulta pública. López Obrador prometió que estaría en tres años.

En sus primeros siete meses de gobierno, el gobierno de AMLO ya ha sumado al menos ocho bajas, de las cuales dos han sido de alto nivel, como es el caso de Josefa Ortiz, a la Semarnat , y Germán Martínez, al IMSS . También han renunciado personajes como Tonatiuh Guilén al Instituto Nacional de Migración, y Guillermo García Alcocer a la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En el caso de Josefa fue porque la exsecretaria pidió que se regresara el vuelo de un avión porque ella iba tarde, lo que contraviene los principios de López Obrador. Por su parte Martínez renunció aludiendo conflictos con Hacienda, mientras que Guillén hizo lo propio en medio de la crisis de migración en el país.

Otros personajes que se han bajado del barco son Patricia Burgarín a la subsecretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Patricia Vázquez al INEE antes de que lo desaparecieran, Simón Levy como subsecretario de Planeación y Política Turística de la Secretaría de Turismo, y Clara Torres, quien se desempeñaba como direc tora de Políticas Sociales de la Secretaría de Bienestar.

Una de sus principales propuestas de campaña fue la abrogación de la reforma educativa, la cual fue promul gada el pasado 15 de mayo , la que es considerada como una promesa cumplida, al igual que el endurecimiento de los castigos por delitos de corrupción y robo de combustible, y la reforma que dio origen a la Guardia Nacional.

No obstante, temas como la revocación de mandato, el fuero, han quedado en el tintero de los legisladores. En el caso de la ley de salarios, aunque fue aprobada, ha sufrido reveses para aplicarse, gracias a resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El Congreso busca aprobar el Plan Nacional de Desarrollo, las leyes reglamentarias en materia de Extinción de Do minio, que forman parte de las prioridades legislativas de la denominada Cuarta Transformación. Mientras que en el Senado están, además de la ratificación del T-MEC, la minuta de la Ley Federal de Austeridad Republicana, así como reformas a diversas disposiciones a la Ley General de Responsabilidades Administrativas y de la Ley Federal de Pre supuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En mayo, el presidente anunció que va un avance del 80% en la entrega de programas sociales, de acuerdo con el Censo de Bienestar que está llevando acabo, mientras que en el caso de las universidades Benito Juárez estaban funcionando 83 de las 100 que prometió. En cuanto a apoyos que sustituyeron a los destinados para estancias infantiles, se ha alcanzado una meta de 92.6%, mientras que las becas otorgadas por la SEP llevan un avance del 49.3% al 82% que ya han sido cobradas.

Las decisiones aplaudidas

Una de las medidas que más han gustado a los mexicanos, han sido la apertura de Los Pinos , la cual se dio desde que inició su gobierno, al igual que la venta del avión presidencial, con el argumento de ser medidas de austeridad ya que consideró que el gasto del avión presidencial José María Morelos era oneroso e innecesario. Aunque la aero nave no ha sido vendida, ya está en la plataforma del mercado global de la ONU para su venta, la cual auguran se dará en las próximas semanas.

Las subastas de autos machuchones, joyas e inmuebles fifís, para dar recursos a comunidades que lo necesitan, también han sido de las medidas que han sido aplaudidas por la sociedad de cara al aniversario de la elección del 1 de julio.

Pese a medidas como los despidos, la reducción de presupuesto a sectores como ciencia y cultura, y el estancamiento en resultados en economía y seguridad, principalmente, la popularidad del presidente se mantiene como de las más altas.

De acuerdo con GEA-ISA, el 66% aprueba la labor que ha venido desempeñando el presidente, mientras que Con sulta Mitofsky, sostiene un 60% en promedio de aprobación, que lo deja como uno de los cinco presidentes mejor evaluados en el mundo .

López Obrador está en el cuarto lugar con 64% de aprobación, por debajo de Nayib Bukele, de El Salvador, que tiene 71%, Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal (70%) y Vladimir Putin, presidente de Rusia (66%).(EXPANSION)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *