• Ayuntamiento y sociedad civil siguen sumando esfuerzos a favor de la población más vulnerable, afirma el alcalde Renán Barrera Concha

Mérida, 14 de enero de 2021. La estrecha colaboración entre el Ayuntamiento y el Comedor Comunitario Refettorio Mérida, además de abonar al fortalecimiento del tejido social, permite el apoyo directo a las personas que integran uno de los sectores más desprotegidos de la ciudad, brindándoles la oportunidad de acceder a una vida más saludable, indicó el alcalde Renán Barrera Concha.

El Concejal visitó el comedor acompañado de su esposa Diana Castillo Laviada, presidenta del DIF Municipal, para constatar la atención que reciben las personas en situación de calle.

—Este trabajo es un eslabón importante en la atención a los sectores vulnerables y además de promover la solidaridad también contribuye a la sustentabilidad y la equidad en el municipio —añadió.

Refettorio Mérida se ubica en la “Casa Sta. Luisa”, que perteneció al filántropo yucateco Pedro Canales, en la calle 60 entre 69 y 71, del Centro Histórico.

—Si hay algo que distingue a Mérida, sobre todo en tiempos de crisis como lo es la llegada de la pandemia por el Covid-19, es precisamente que es una ciudad que inspira a sus habitantes a ser solidarios con su prójimo y a tenderles la mano sin esperar nada a cambio— subrayó.

Refettorio Mérida es un comedor comunitario sin fines de lucro que se inauguró el año pasado en colaboración con las organizaciones Food for Soul, del chef Massimo Bottura y su esposa Lara Gilmore, y la Fundación Palace Resorts IAP.

A nivel nacional, Mérida es la primera ciudad en albergar este tipo de comedor comunitario y sexta en todo el mundo.  Según se informó, al día se sirven 70 comidas, que incluyen alimentos gourmet  y consta de entrada, plato fuerte y postre.

Cabe señalar  que a través de la dirección de Desarrollo Social y en el marco del Día Internacional de la Solidaridad Humana, conmemorado el pasado 20 de diciembre, la Comuna entregó paquetes alimentarios a Refettorio Mérida. Asimismo, mediante la Dirección de Turismo se otorgó como apoyo una camioneta en comodato y  con apoyo del DIF Municipal, en 2020 le entregaron un donativo de ropa.

Durante el recorrido el Presidente Municipal dijo que en la construcción de una Mérida de 10, el Ayuntamiento que preside fomenta políticas públicas orientadas al humanismo y cuyo fin es focalizar recursos y esfuerzos a favor de la población que requiere todo el apoyo de la sociedad.

—La llegada de la pandemia puso de manifiesto todo lo vulnerables que podemos ser como seres humanos, sin embargo, también nos demostró que si nos unimos como sociedad podremos lograr lo inimaginable y prueba de ello es el apoyo que Refettorio Mérida ofrece a quienes más lo necesitan— destacó el alcalde.

A su vez, Odette Solís Espinosa, líder de Proyectos de Fundación Palace en Mérida, agradeció el apoyo y la solidaridad del alcalde Renán Barrera con las asociaciones civiles, lo que permite ampliar los proyectos solidarios para que lleguen a más personas.

—Estas acciones municipales muestran el interés y la sensibilidad de las autoridades del municipio para fomentar el trabajo de las asociaciones civiles en beneficio de todos —abundó.

Remarcó que en el caso de la fundación que representa, el Ayuntamiento le ha dado respaldo a varios de sus proyectos y consideró que la presencia del Alcalde y su esposa en el lugar son otra muestra del interés real que tienen por la labor a favor de los más necesitados.

Renán Barrera apuntó que el esfuerzo compartido entre sociedad y autoridades municipales, permite ejercer un gobierno humanista, con personas comprometidas y sensibles que conduzcan el esfuerzo social para la autogestión del bien común en el que se puedan  lograr cambios profundos, no solo desde un enfoque administrativo, sino humano y solidario.

Durante el recorrido en el que estuvieron presentes la directora del DIF Mérida, Susy Pasos Alpuche y Anuar Chapur Becil, presidente de la Fundación Palace,  el Concejal y su esposa pudieron constatar el funcionamiento del lugar donde además,  entregaron un paquete de 30 cobertores los cuales posteriormente fueron distribuidos entre las personas que acuden a recibir sus alimentos al Comedor Comunitario.

El objetivo de ese programa solidario es construir un sistema alimentario más sostenible e inclusivo, aumentando el acceso a la comida, reduciendo la inseguridad alimentaria y elevando la conciencia sobre el impacto social y ambiental de los desechos.