• Las acciones de reforestación son indispensables en la protección del medio ambiente

Mérida, 13 enero de 2021. La conservación de los recursos naturales es primordial para la protección del medio ambiente y en este contexto es de suma importancia la participación de la sociedad con acciones de ese tipo, que verán resultados a medio y largo plazo para bienestar de todos, aseguró el ingeniero forestal Gonzalo Novelo Quijano, con 15 años de experiencia como gerente de la Comisión Nacional Forestal.

“Una sociedad con cultura ambiental participa de manera activa en la conservación de los recursos naturales y en caso necesario en la restauración o recuperación de los mismos”, enfatizó.

Esa participación es la que determinará el impacto en la conservación de los recursos naturales, especialmente cuando las acciones son constantes e ininterrumpidas, tanto en zonas urbanas como rurales.

El especialista explicó que la reforestación tiene como propósito restaurar los ecosistemas que han sido deforestados o tiene problemas de degradación, buscando que en el mediano y largo plazo recupere la capacidad de los servicios forestales que ofrecen.

Precisó que las acciones de reforestación pueden tener objetivos productivos, es decir, que provean en el futuro bienes y servicios a los propietarios de los terrenos, y en el caso de las zonas urbanas o suburbanas, la regulación de la temperatura y la armonía del paisaje, entre otros.

El especialista también indicó que la reforestación es necesaria cuando se detecta que en algún terreno se perdió la cobertura forestal (deforestación), ya sea por causas naturales o antropogénicas, esto es derivadas de la acción humana.

Consideró que el fomento de la cultura ambiental en la sociedad contribuye a que las iniciativas de reforestación partan de la sociedad civil, independientemente de los programas oficiales que se impulsen desde los diferentes ámbitos de gobierno.

Enfatizó la importancia de que la sociedad tome conciencia de lo importante y trascendental de su participación para lograr la conservación de los recursos naturales, a fin de contribuir a mejorar el medio ambiente y obtener beneficios permanentes para toda la comunidad.

En materia de conservación, el municipio cuenta con la Reserva Ecológica “Cuxtal”, declarada área natural protegida en 1993, la cual cuenta con 10,757 hectáreas en las que se promueven diversas acciones de conservación y reforestación con participación de la comunidad.

Además de la protección de flora y fauna, en “Cuxtal” se encuentran los mantos acuíferos de los que se extrae casi el 50% del agua potable para surtir al sur de Mérida.

Esta zona incluye a las comisarías de Dzununcán, Molas, San Ignacio Tesip, Xmatkuil, Santa Cruz Palomeque, San Pedro Chimay, Hunxectamán, Dzoyaxché y Tahdzibichén.