• Médico a domicilio” con experiencias difíciles, pero enriquecedoras durante la pandemia y las contingencias climáticas

Mérida, 9 de enero de 2021. La pandemia del COVID-19 llegó a modificar la vida y forma de actuar del mundo entero y la línea sanitaria que el Ayuntamiento implementó a través de la Dirección de Bienestar Social ha representado en este tiempo una invaluable oportunidad de vida para el sector más vulnerable de la población, aseguró el alcalde Renán Barrera Concha.

—La visión de esta administración ha sido desde el principio actuar de manera solidaria en materia de salud, pues, aunque no es un ámbito de nuestra competencia es importante colaborar y unir esfuerzos siempre para bien de la población—destacó.

El Alcalde reconoció la dedicación y profesionalismo con que los trabajadores de la subdirección municipal de Salud se han sumado a las acciones necesarias tanto para evitar la propagación del coronavirus como para seguir llevando servicios y atención médica en general a la población vulnerable.

—Han sido meses desgastantes, de incertidumbre, de temor, pero poco a poco vamos saliendo adelante, siempre solidarios y con la responsabilidad de cumplir con todos los protocolos para cuidarnos a nosotros mismos y a los demás—puntualizó.

Por su parte, el subdirector de Salud, Irving Sauri Cruz, subrayó que el personal a su cargo nunca bajó la guardia en la atención durante la contingencia por la pandemia y por las atípicas lluvias que afectaron al municipio.

No ha sido fácil ni sencillo mantenerse en el “frente de batalla” con el riesgo que significa para ellos y sus familias, pero a la vez esto les ha dejado experiencias gratificantes, de esas que hacen que todo valga la pena, expresó.

Al respecto, Ruby Ávila, coordinadora del programa “Médico a Domicilio”, recordó que durante los meses más críticos del confinamiento se mantuvo la atención durante los sábados, de 8 a 14 y de 14 a 20 horas, mientras que los domingos se laboró en el horario matutino, hasta que se dio luz verde para retomar una calendarización de lunes a viernes.

Explicó que a pacientes con infecciones complicadas o que son difíciles de visitar por alguna otra circunstancia se les atiende vía telefónica para brindarles la orientación necesaria y cuando tienen más de tres síntomas característicos de coronavirus los canalizamos a la Secretaría de Salud, pero de todas formas mantenemos contacto con ellos.

—Estos meses han sido una dura prueba para todos, pero es muy satisfactorio poder ayudar a personas vulnerables, como adultos mayores y niños que viven en zonas marginadas y que sufren con mayor agudeza los estragos del clima y los brotes pandémicos—comentó.

Dijo que en sus visitas a colonias y comisarías tienen trato con familias rotas, que tienen niños cuyas madres no cuentan con recursos ni siquiera para alimentarlos.

—Este trabajo sin duda sensibiliza, nos ayuda a ser más empáticos con el sufrimiento ajeno y de alguna manera nos brinda el privilegio de poder ayudar a las personas a través del Ayuntamiento para mitigar en algo sus problemas—añadió.

Recordó que, por ejemplo, en algunas comunidades las inundaciones ocasionadas por las lluvias atípicas del 2020 alcanzaron hasta metro y medio de altura y las familias perdieron parte de sus bienes e incluso a sus mascotas.

—Cuando llega por fin la ayuda y miras las lágrimas en sus ojos entiendes de verdad el justo valor de las cosas —afirmó.

Remarcó que el personal de “Médico a Domicilio” no se limita a la revisión médica, sino que escucha y orienta a todos los pacientes, porque también el apoyo moral y emocional es importante, especialmente en estos tiempos difíciles.