La secretaria de Gobierno de Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez, informó que el gobierno analiza el cierre de comercios que venden productos esenciales, como comida, para evitar la propagación del covid-19, tras las aglomeraciones registradas en la Central de Abasto por las compras de vigilia.

“Al momento no se han hecho clausuras de lugares que vendan alimentos, pero lo que quiero decir, frente a la vida de personas, frente al posible contagio, es que sí se puede analizar el cierre de estos comercios”, mencionó en videoconferencia.

Además, recalcó que la Secretaría de Gobierno en conjunto con el Invea, ha cerrado algunos comercios que no se relacionan con productos esenciales en las 16 alcaldías de la capital.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México realizó operativos en los mercados de mariscos La Viga y la Nueva Viga en las alcaldías Cuauhtémoc e Iztapalapa durante jueves y viernes santos, cuando se incrementó la venta de estos productos, para evitar aglomeraciones.

Se desplegaron 40 efectivos de la Subsecretaría de Tránsito, apoyados de seis motocicletas, ocho vehículos y cuatro grúas, para evitar la concentración de personas, según un comunicado.

Por otro lado, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de Puebla, Marco Antonio Prósperi, reveló que más de 6 mil comercios formales se mantienen cerrados, con dificultades para poder sobrevivir otra semana y pagar salarios a sus trabajadores.

Prósperi reprochó que mientras los negocios establecidos acatan las medidas de cierre y sana distancia para evitar contagios, vendedores ambulantes siguen en las calles de la capital poblana sin respetar las recomendaciones.

Comentó que en reunión con autoridades de Protección Civil se dijo que el comercio establecido en el primer cuadro de la ciudad respondió al decreto sobre actividades no esenciales, pero en la zona norponiente del Centro Histórico, donde venden pescados y mariscos, “parece que no pasa nada y están los ambulantes cerrando calles para vender, y no se vale”.

El empresario explicó que, de 7 mil 600 socios de la Canaco, cerca de 80 por ciento de negocios se mantienen cerrados, y los que continúan abiertos tienen actividades esenciales como es el caso de farmacias, tiendas de alimentos, bancos, gasolineras o consultorios.

“Creo que a finales de este mes, muchos de los negocios van a entrar en una situación crítica. Ahorita los bancos están apoyando no pagar cuatro meses (de crédito), pero después hay que pagarlos con intereses, entonces, empresas, sobre todo micros y pequeñas, no van a aguantar”, señaló Prósperi.

Y ADEMÁS

A CASA, POLICÍAS CON FACTORES DE RIESGO

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina informó que 2 mil 184 de sus elementos fueron enviados a sus casas por presentar riesgos de que se contagien de covid-19. “Del personal operativo con que cuenta la SSC, mil 391 efectivos cuentan con alguna enfermedad considerada como factor de riesgo”, se detalló a MILENIO.

Entre los factores destacan padecimiento pulmonar crónico o cardiovascular, alteraciones metabólicas descontroladas y con complicaciones como diabetes tipo 1 y 2, así como obesidad mórbida. Asimismo, se les pidió a 309 mujeres que se encuentran en periodo de embarazo o lactancia que no salieran de su domicilio, lo mismo que a 484 policías adultos mayores de 60 años. (INFOBAE)