La empresa Constellation Brands aceptó la decisión de la población que votó en una consulta por que no se continuara la construcción de la planta que desarrollaba en Mexicali, Baja California, y ya está viendo otros sitios y opciones junto con el gobierno federal, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras la reunión que sostuvo el martes con los directivos de la empresa estadunidense, afirmó que los representantes de la cervecera mostraron una actitud propositiva, e incluso los consideró como un ejemplo.

El encuentro, relató este miércoles durante su conferencia de prensa, se dio en un ambiente de respeto.

“Había dos posibilidades: la denuncia jurídica y acudir a tribunales, y otra, la vía de la conciliación, y ellos aceptaron la vía de la conciliación, optaron por eso. Eso es un primer paso positivo”, indicó el mandatario.

Además, apuntó, se expuso las razones por las que no se podía continuar la construcción de la planta tras la consulta ciudadana que se hizo en esa demarcación al ser la “voluntad mayoritaria del pueblo”, lo cual, apuntó, lo aceptaron.

“Ya estamos viendo opciones, que alternativas; otros sitios y otras opciones, van a analizar. Pero quiero decirles que me quedé muy satisfecho por la actitud de los directivos de esta empresa cervecera, fueron muy respetuosos, nada de prepotencia, y entendiendo el por qué de esta situación y buscando opciones en plan propositivo”.

Insistió que el gobierno no puede imponer nada por la fuerza, sino que se debe recurrir a la razón y al derecho, por lo que sostuvo que es mediante el diálogo como se pueden encontrar salidas a los conflictos.(LA JORNADA)