El presidente Andrés Manuel López Obrador enlistó un decálogo para enfrentar el problema de inseguridad por el que atraviesa el país, el cual ha reconocido como el principal pendiente de su administración.

Durante su intervención en el Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario subrayó ante los gobernadores reunidos en Palacio Nacional la necesidad de comprometerse a trabajar juntos ya que se viven “momentos de unidad nacional”.

En la mañana, López Obrador respondió al reclamo de los mandatarios quienes manifestaron su inconformidad por que se haya dado a conocer que algunos de ellos no acuden a las reuniones de seguridad que se realizan durante la mañana. Ellos indicaron que estas no hacen una diferencia, una postura que no fue compartida por el presidente.

“Temprano se reparten los pedacitos de suerte, el que se levanta tarde ya no alcanza boleto”, les respondió durante su conferencia de prensa matutina.

Posteriormente, en la reunión del Consejo de Seguridad, les pidió a los mandatarios no delegar la atención al proble ma de la inseguridad y violencia, sino asumirlo de manera directa.

El presidente también señaló que no es posible que se detengan a presuntos delincuentes y que con mucha facilidad queden en libertad, una crítica a la situación por la que atraviesa el Poder Judicial sobre la cual se ha pronunciado con anterioridad.

El presidente López Obrador dijo en la reunión del Consejo Nacional que el objetivo para su administración es garan tizar la paz para lo cual en esta administración se están procurando 10 puntos, los cuales son:

• No permitir la corrupción en las instituciones encargadas de la seguridad.

• Marcar la línea divisoria entre autoridades y delincuencia, es decir, “que no gobierne la delin cuencia”.

• Trabajar de manera coordinada entre municipios, estados y el gobierno federal.

• Mejorar el desempeño de las policías estatales y municipales porque México padece de un déficit de uniformados.

• Garantizar los derechos humanos; nada de tortura, ni desapariciones cometidas por fuerzas de seguridad.

• No olvidarse de las causas que generan la violencia.

• Poner en el centro de su gobierno, la demanda de seguridad pública, por lo que hay atención di recta de las más altas autoridades.

• Contar con una Guardia Nacional fortalecida.

• Mejorar las condiciones laborales de los elementos de seguridad pública.

• Alentar las iniciativas que están tomando órganos autónomos como la Fiscalía General de la Re pública que está limpiando su estructura, o lo que está realizando el Poder Judicial para mejorar el funcionamiento de los juzgados y el recto proceder de los jueces.