• La bancada del PAN presentó la denuncia ante la ASEY en contra de exservidores públicos de los gobierno del PRI, por abuso de autoridad y desvío de 2 mil millones de pesos.

Mérida, Yucatán, 4 de noviembre de 2019.-Las y los diputados del PAN interpusieron una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) en contra de exfuncionarios de gobiernos del PRI, a quienes acusaron de un desvío de 2 mil millones de pesos que provocó la quiebra del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (Isstey).

La dirigente de la bancada panista, Rosa Adriana Díaz Lizama, informó que los delitos que habrían cometido dichos ex-directivos son abuso de autoridad y uso indebido de recursos públicos.

Explicó que decidieron denunciar ahora porque aún no se aprueban las cuentas públicas del 2018 de esa dependen cia, por lo que la ASEY tendrá que investigar y en caso de corroborar las ilegalidades, será su obligación interponer la denuncia correspondiente ante la Fiscalía del Estado.

La denuncia es en contra de seis exdirectores del Isstey: Víctor Sánchez Álvarez, Nerio Torres Árcila, Zacil Moguel Manzur, Ulises Carrillo Cabrera, Milagros Castro Alcocer y Gabriela Cáceres Vergara.

También denunciaron al exsecretario estatal de Hacienda, Juan Ricalde Ramírez; al exsecretario de Administración y Finanzas, Alfredo Dájer Abimerhi; y al exdirector de Contabilidad Gubernamental, Fernando Fernández Vargas.

Todos estos personajes fueron servidores públicos durante los gobiernos de los priístas Rolando Zapata Bello e Ivonne Ortega Pacheco.

Díaz Lizama abundó que presentaron pruebas de que estas personas estuvieron involucradas en el desvío de 2 mil millones de pesos, correspondientes a las cuotas de las y los trabajadores que el gobierno del Estado no entregó al Isstey y porque vendieron de forma irregular terrenos del municipio de Ucú, supuestamente para liquidar la históri ca deuda.

En la entrevista, recordó que hace unos días hubo una discusión en el Congreso del Estado por la quiebra del Isstey, en la que el priísta Felipe Cervera Hernández señaló que si no se denunciaba con nombres y apellidos a los responsa bles, los panistas se convertirían en cómplices de los delitos.

“No permitiremos que nos llamen cómplices de corrupción y como PAN tenemos esa responsabilidad (de denunciar), pero ante todo lo estamos haciendo en total respaldo a miles de trabajadores, pensionados y jubilados que pueden ver en riesgo sus prestaciones”, declaró.

Por su parte, el diputado Manuel Díaz Suárez, recordó que en 2014, durante el gobierno de Rolando Zapata, se creó el fideicomiso traslativo de dominio para la comercialización del proyecto Ucú para solventar la deuda al Isstey. “Fue un abuso, se aprovecharon de la reserva territorial, vendiendo el patrimonio de los yucatecos, para pagar su adeudo que tenían como patrón”, criticó. (HAZ RUIDO)