Mérida, Yucatán, 22 de octubre de 2019.- En el marco del Día Nacional contra la Discriminación, que se conmemoró el 19 de este mes, el Centro para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Cepredy) realizó la dinámica llamada “Biblio teca humana” para fortalecer la promoción de los Derechos Humanos, una de las prioridades de la administración que encabeza el Gobernador Mauricio Vila Dosal.

“No juzgar un libro por su portada” es la frase que mejor describe la referida actividad, que se efectuó en las instala ciones de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM), donde 81 alumnas y alumnos escucharon de viva voz a personas destacadas en la defensa y promoción de las garantías individuales, enfatizó la titular de Cepredy, Guada lupe Méndez Correa.

Bajo el lema “Las personas también se pueden leer”, esta jornada tuvo como objetivo inspirar y acercar a la comuni dad estudiantil la vivencias de personas, algunas en situación de discriminación, que lograron transformar sus pro pias circunstancias en oportunidades. Así, cada “libro humano” participante compartió los retos, desafíos, logros, metas y experiencias que marcaron su vida.

La Biblioteca Humana surge en el año de 1993, en Copenhague, Dinamarca, como proyecto ideado por jóvenes con el fin de disminuir la violencia en su comunidad. Las historias de cada individuo permiten generar conciencia e impac to sobre discriminación, violencia, feminismo, diversidad y empoderamiento, entre otros muchos temas cotidianos, agregó la funcionaria.

Participaron María Georgina Canto Ramírez, pedagoga y líder de la organización Cultura Sorda Yucatán, dedicada a enseñar la lengua de señas mexicana, así como Jorge Canto Herrera y Naicy Alcocer Nájera, de la Asociación Yuca teca Pro Deficiencia Auditiva (Ayproda), con 20 años dedicados a las personas con discapacidad auditiva, mediante acciones de valoración, prevención y seguimiento.

Otro libro humano fue Susy Trejo Rodríguez, fundadora de Sueños de Ángel, que respalda a la niñez con cáncer e im pulsa el programa de escolarización para que la población infantil que recibe tratamiento en el Hospital “Doctor Agus tín O’Horán” pueda continuar sus estudios sin perder el ciclo escolar.

Ejemplos de que, cuando existe una meta, no hay barrera que impida alcanzarla, son Rodrigo Chan Cuá, capacitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado (Codhey) desde hace más de 10 años, que a pesar de su discapaci dad visual, logró terminar la Maestría en Derechos Humanos, o Alice Carrasco, joven sobreviviente de cáncer y actual estudiante de Enfermería en la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), también participantes de la actividad.

Asimismo, acudieron Eduardo Espadas Ortega, de la Red de Personas Afectadas por VIH (Repavih), y Rafael López Campos, promotor de una asociación de deportistas con discapacidad intelectual, entre otros personajes que han lo grado transformar situaciones complejas en oportunidades e historias dignas de compartir.